domingo, 24 de marzo de 2013

El Reparador de Sueños



Pronto
estará en casa el enanito.
Aprendiz de gigante,
reparador de sueños.
Alivio de sustos,
cura de inseguridades.
Y su piel huele a mandarina,
a leche sin café y con azucar.
Y sus dedos encienden
y apagan la luz
del mundo y del día.
Dirá adiós a su cuna cristalina,
a los alógenos
y a los pitidos de marcianitos
para recibir brazos, abrazos
y murmullos de nanas.
Personita feliz
tornando la lluvia en río.
Pronto
estará en casa el enanito,
con sus manos tiernas,
ojitos chinos
y mirada calma como un lago.
Pronto
estará en casa el enanito,
duermo y a mi lado está,
el reparador de sueños.



El Reparador de Sueños (Silvio Rodríguez)

2 comentarios:

  1. Cuánto quiero yo a ese enanitoooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si podemos quedar pronto que veas cómo está!!!

      Eliminar